MAGDALENAS CASERAS II


No recuerdo la última vez que compre magdalenas en el súper, y es que cuestan tan poco de hacer y es tan grande la diferencia, que no vale la pena… Prácticamente hago magdalenas todos los domingos, y ese es mi desayuno, un buen vaso de leche con cacao y unas ricas magdalenas caseras, recién horneadas y sin nada de aditivos, conservantes, colorantes y trazas de cosas raras, que a saber de donde vienen…

Magdalenes 3Hace algún tiempo ya publiqué una receta de magdalenas caseras, que están muy muy ricas, pero esta que traigo hoy, para mi, están mas esponjosas y el sabor es igual de delicioso… La receta la encontré entre un montón de papeles sueltos que tengo, donde mi madre me apunto recetas que tenia en casa… Así que, esta receta es de esas de las de toda la vida, que vale la pena perpetuar, porque como ya he dicho y vuelvo a decir, son riquísimas!! Jejeje.

No necesitaréis mucho tiempo para hacerla, y es tan fácil de hacer, que hasta los/las mas peques de casa las harán.

Magdalenes caseres 4

MAGDALENAS CASERAS

Cantidad: 18 magdalenas         Tiempo elaboración: 30 min         Dificultad: Baja

Ingredientes
  • 3 huevos “L”
  • 125 gr. azúcar
  • Ralladura de medio limón.
  • 1/2 vaina vainilla (las semillas)
  • 100 ml (90gr) de aceite de oliva suave.
  • 200 gr. harina tamizada
  • 50 ml (45 gr) de leche
  • 2 sobres de gasificante para reposteria o 1/2 sobre de levadura.
  • Una pizca de sal
Preparación
  1. Precalentar el horno a 170º
  2. Batimos los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y que haya doblado o incluso triplicado su volumen.
  3. Añadimos las semillas de la vaina de vainilla y la ralladura de limón.
  4. Añadimos el aceite poco a poco en un hilo fino.
  5. Incorporamos poco a poco la harina tamizada con la pizca de sal.
  6. Añadir los sobre blancos del gasificante (los de color los deshacemos en la leche) o la levadura y seguidamente añadimos la leche mezclada con los sobres de color.
  7. Rellenamos nuestras capsulas por la mitad (como mucho 3/4) y horneamos a 170º entre 13 y 15 minutos.
CONSEJOS PARA UNAS MAGDALENAS PERFECTAS Y ESPONJOSAS.

En cuanto a los ingredientes;

  • Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, así evitaremos que nuestra masa se corte debido al contraste de temperaturas.
  • Huevos: Yo siempre los utilizo de tamaño L, si utilizáis mas pequeños, deberéis añadir un poco mas de líquido.
  • Azúcar: para las magdalenas caseras siempre azúcar blanco, el de siempre, nada de glass,  ultrafino, moreno… Que si, se pueden utilizar pero ya no serian las magdalenas de la abuela, jeje.
  • Aromas; lo mismo que con el azúcar, se pueden aromatizar con lo que queráis, aunque las magdalenas caseras, siempre siempre, se han aromatizado con ralladura de limón.
  • Aceite: las magdalenas caseras, siempre siempre se hacen con aceite de oliva suave, que es como lo hacían nuestras abuelas. Se nota la diferencia en cuanto a sabor, esponjosidad y conservación.
  • Harina: Siempre utilizar harina floja, no de repostería, pues estas de repostería, la gran mayoría llevan añadida la levadura, y al no saber la proporción exacta no sabemos como variaremos la cantidad de levadura de la receta. Por lo tanto, a no ser que la receta lo indique, gastaremos siempre la harina floja (trigo) de toda la vida. No olvides tamizar la harina, esto lo hacemos para evitar grumos, la levadura y la sal, también se tamizan junto con la harina.
  • Si queremos hacer las magdalenas de chocolate, debemos disminuir la cantidad de harina en función del cacao que le vayamos a poner, por ejemplo, para estas cantidades yo quitaría una cucharada de harina y añadiría una de cacao.
  • Leche: Yo siempre utilizo semi, que es la que tengo en casa, pero si queréis utilizar entera o desnatada, al ser tan poca la cantidad, no se notara. También podéis utilizar sin lactosa si sois intolerantes a la leche tradicional.
  • Leudantes: Las masas como las magdalenas, son masas que fermentan en contacto con el calor, reaccionan a este los agentes químicos y se produce la fermentación. Tanto se puede utilizar levadura química (tipo royal) como gasificante para repostería, en la gran mayoría de las recetas yo siempre utilizo los sobres de gasificante, pues es como siempre he visto cocinar a mi abuela las masas dulces. Eso si, nunca utilizáis levadura fresca, seca, iofilizada… Estas se usan para masas que necesitan fermentar fuera del horno y se utilizan con harinas de fuerza.
  • Sal: En la gran mayoría de recetas dulces, sobre todo si llevan chocolate, veréis que se añade un poco de sal, esto es para potenciar su sabor en contraste con el dulce, al mismo tiempo que es un conservante natural.
  • Otros ingredientes: Aunque las magdalenas caseras no llevan otros ingredientes, si queremos darles un toque especial con frutos secos, frutas iofilizadas, gotas de chocolate… Siempre lo introducimos al final y mezclamos con la espátula, pero antes de añadir a la mezcla es mejor pasar el ingrediente por harina, para que no queden todos bajo de la base.

En cuanto a la masa;

  • Si queremos conseguir unas buenas magdalenas, hemos de introducir bastante aire a la mezcla, para eso batiremos bastante, y es tan importante que al batir los huevos con el azúcar, estos tripliquen su volumen y adquieran un color blanquecino, eso es señal que hemos batido con energía e introducido el aire que necesitamos. Cuando incorporamos la harina, esto lo hacemos a velocidad baja, pero cuando ya este incorporada podemos darle unos segundos de batido rápido para introducir mas aire.
  • Si queremos conseguir unas magdalenas con un buen copete es recomendable dejar reposar la masa cerca de una hora en la nevera, pues el contraste de frío y calor hará que nuestras masa suba mas. Incluso se puede dejar toda la noche en el frigorífico, eso si, recordad tapar la masa con un film o paño.
  • Utilizamos moldes de papel rígidos o si son finos recurrimos a una bandeja para magdalenas o los tan socorridos vasitos de aluminio que venden en los supermercados, así evitaremos que la masa ceda el papel por el peso  y se “desparrame” toda por la bandeja.
  • Llenamos los moldes con la masa hasta poco mas de la mitad, unos 3/4 del molde, para evitar que al subir en el horno se salga por los bordes.
  • Si queremos espolvorear azúcar en la masa antes de meter al horno, no se debe poner mucha cantidad, pues esto hará que la masa no suba bien.

Cuando horneemos;

  • Importantisimo precalentar el horno antes de introducir las magdalenas en el.
  • Si queremos que las magdalenas sin compete, hornearemos a temperatura baja, esto es con una temperatura de 170º os quedaran lisas.
  • Si por el contrario, queremos que nos queden con un bonito copete, a parte de dejar reposar la masa 1 hora en la nevera, deberemos precalentar el horno a temperatura alta, entre 200º y 220º, luego cuando ya tengamos los moldes dentro, bajaremos la temperatura a 180º.
  • Aunque no lo recomiendo, si decidís hornear con ventilador, recordad descontar 10º en las temperaturas que marque la receta.
  • El tiempo de horneado dependerá de vuestros hornos, este variara entre 13 y 15 minutos, poco a poco lo iréis controlando y sabréis el tiempo exacto que necesitan vuestras magdalenas. Si os pasáis con el tiempo de horneado pueden quedar secas, por eso es importante que las primeras veces que las hagáis estéis un poco pendientes del horno para evitar que esto pase.
  • Yo pongo la bandeja a mitad altura y me funciona bien, pero si vuestro horno calienta mas por arriba, mejor ponerla en la segunda altura empezando a contar desde abajo.
  • SUPER IMPORTANTE! No abráis el horno durante el horneado, sino la masa se puede hundir debido al contraste brusco de temperaturas. Al menos la primera mitad del horneado deberemos resistir la tentación de abrir para comprobar si están hechas.
  • Normalmente antes de sacarlas del horno, las dejo un poquito con este entreabierto para que no haya un cambio brusco de temperatura.

¿Como las conservamos?

  • Una vez fuera del horno, dejar reposar unos 5 minutos en el molde para que enfilen y asiente la miga.
  • Pasados los 5 minutos, pasamos a una rejilla para que enfríen del todo, y una vez estén completamente frías ya las podemos guardar en un bote hermético (si es de aluminio mejor) para evitar que se pongan duras.
  • En un recipiente hermetico aguantan bien una semana mas o menos, pero no creo que os duren tanto, jejeje.
  • Si las tenéis mas tiempo, siempre y cuando no estén rancias no pasa nada, solo que se endurecen. No pasa nada si se hacen duras, no las tiréis, son geniales para utilizar como base de un flan, como si hiciésemos pan de calatrava, pero con magdalenas duras en lugar de utilizar pan.

Bueno espero que os haya gustado la receta y disfrutéis de un buen desayuno o merienda con estas deliciosas magdalenas caseras. Magdalenes caseres 2Feliz semana y sed buenos! Un beso


  • Si quieres seguirme en Facebook, haz click aquí
  • Si quieres recibir mis entradas en tu mail, escribe tu dirección de correo electrónico en “seguir”
  • Si preparas la receta envia la foto y estaré encantada de publicarla.
  • Si tienes alguna duda y quieres ponarte en contacto conmigo mandame un mail a; cuinaambnoe@gmail.com, también puedes dejar tus comentarios al final de esta entrada :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s